*

Cirugías que mejoran
la calidad de vida

Esta época de temperaturas templadas y en que tenemos menos horas de exposición a las radiaciones solares que en el verano, puede darse el momento para acceder a intervenciones que mejoren nuestra calidad de vida. Aquí un repaso por aquellas que dan solución a dolores e incomodidades y por otras que se relacionan directamente con mejorar algún punto de nuestro cuerpo para sentirnos mejor con nuestra apariencia.

Mejorar la calidad de vida


• Terminar con los juanetes Son muy incómodos y corresponden a una deformación ósea del dedo gordo del pie, cuya aparición, gran parte de las veces, es de origen genético. Se caracterizan por una protuberancia que se forma cuando el dedo gordo del pie se desvía hacia el lado, lo que provoca que la cabeza del hueso sobresalga y roce el zapato, con la consecuente inflamación del tejido, dolor y molestia. Cuando afecta la calidad de vida, la única solución es el tratamiento quirúrgico que corrige la angulación del hueso y cuyo período de hospitalización es de 24 a 48 horas.

• No más sudoración excesiva La hiperhidrosis (sudoración excesiva) es el síntoma de que el sistema nervioso autónomo (simpático) -encargado de los procesos involuntarios del cuerpo-, se ha sobre estimulado. El proceso, que se produce de forma espontánea e intermitente, aumenta en situaciones de estrés y también de altas temperaturas, afectando principalmente las palmas de las manos, las axilas, las plantas de los pies y la cara. El tratamiento quirúrgico para abordarla consigue resultados definitivos: requiere menos de 24 horas de hospitalización y consiste en cortar los nervios simpáticos que controlan la sudoración mediante pequeñas incisiones.

• Las frecuentes várices Se trata de un trastorno circulatorio muy común dado por el mal funcionamiento del sistema venoso en las piernas, que provoca que el retorno de la sangre hacia el corazón se dificulte desviando el flujo de sangre hacia las venas de la piel, dilatándolas o inflamándolas. Su aparición afecta la calidad de vida y la estética. El tratamiento quirúrgico, que es mínimamente invasivo, permite eliminar las várices mediante micro incisiones y extracción. La mayoría de las veces es complementaria a la terapia con láser cutáneo o escleroterapia (inyecciones con polidocanol o glicerina crómica).

Sentirse mejor con una cirugía plástica

• Rinoplastía: esta cirugía puede disminuir o aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior.
• Aumento y disminución mamaria: la primera consiste en la colocación de prótesis o implantes bajo la glándula mamaria o bajo el músculo pectoral con el propósito de aumentar el volumen mamario; la segunda se realiza mediante la extirpación de grasa, tejido mamario y piel, haciendo las mamas más pequeñas, ligeras y firmes.
• Liposucción: es una intervención quirúrgica que consiste en la aspiración de la grasa acumulada y localizada mediante unas finas cánulas.
• Abdominoplastía: consiste en tensar los músculos abdominales y eliminar los excesos de piel y grasa para conseguir un abdomen más plano, firme y una cintura más pequeña.

Conoce más

AQUÍ (www.clinicalascondes.cl)

o llamando al 22 610 8000.